Entrevista/Teatro mexicano

Teatro mexicano actual: entrevista con Lucía Leonor Enríquez

Lucía

La actividad teatral en México es tan variada como poco difundida, pese a los esfuerzos que realizan espacios como el CENART, el Centro Cultural del Bosque, el Centro Cultural Universitario, entre otros, por ello, en Frontal, seguimos presentando las perspectivas de distintos hacedores escénicos. En esta ocasión charlamos con Lucía Leonor Enríquez, directora, actriz y dramaturga para quien es indispensable fomentar la convivencia entre creadores.

Por Iltze Bautista

…creo que lo que sería urgente promover son espacios de convivencia entre creadores. Por lo regular uno conoce a aquel con quién estuvo becado o porque fueron juntos a la escuela, o es amigo de un amigo, es decir, no hay un espacio que reúna a dramaturgos, directores, dramaturgos, investigadores, escenógrafos, iluminadores, críticos, de todo tipo, es decir, consagrados o no. Creo sinceramente que promover esta convivencia (para fomentar, primero el diálogo y luego la reflexión, el análisis y la crítica) sería benéfico para abrir a otros creadores espacios que regularmente parecieran estar destinados a cierto tipo de creativos.

¿Se puede hablar de un estado del teatro mexicano? De ser así, ¿cuál es su situación actual?

Me parece que hablar de un estado del teatro mexicano sería bastante arriesgado, si no irresponsable, en tanto que la oferta de teatro es variopinta y eso sólo por hablar de la Ciudad de México; si pensamos en los estados hay muchas más consideraciones que deben tomarse para tratar de hacer una radiografía.

No sucede lo mismo con el teatro comercial, el independiente, el que recibe apoyos del estado, etcétera. Hace no mucho, te hubiera dicho que el gran tema a tratar, en lo que a teatro se refiere, era la falta de público, pero he visto obras a precios no accesibles que abarrotan función tras función y compañías que en tanto que reciben apoyos tienen años en temporada y parece no preocuparles demasiado la cantidad de espectadores, entonces… Tendría que hacer un análisis mucho más concienzudo para poder darte una respuesta ligeramente más cercana a la realidad.

¿Qué sucede con la crítica de teatro en México?

En ese sentido, siempre recordaré la primera clase que tomé con el maestro Armando Partida. Él llegó con un montón de periódicos y nos dijo: vamos a leer las críticas de teatro y se van a dar cuenta que prácticamente ninguno hace crítica: hay reseñas, semblanzas y otras quién sabe qué son, pero no son críticas. Fue hasta ese momento en que yo me detuve a pensar en el tema. Definitivamente creo que es un terreno en el que habría que ahondar mucho más. A veces parece el terreno en el que las enemistades y los amigos se revelan y no el espacio donde se reflexiona acerca del quehacer teatral.

¿Cuál deber ser el papel del Estado hacia las artes escénicas?

A menudo los creadores extranjeros que se enteran de los apoyos y subsidios con que se cuenta en el país se asombran. Me parece que si bien este tipo de estímulos son necesarios, es indispensable que los procesos bajo los cuales se selecciona a aquellos que reciben el apoyo sea mucho más transparente, asimismo, es necesario que las compañías entiendan que cuando se recibe cualquier tipo de estímulo estatal o federal, hay una corresponsabilidad, y es sumamente importante que cada compañía no sólo se comprometa en su quehacer artístico, sino que se comprometa a difundir su creación y acercar al público para que los vean.

¿Cómo se ha modificado la escritura dramática a partir del cruce de disciplinas artísticas? ¿El teatro sigue contando historias?

Por supuesto que sigue contando historias, basta ver el fenómeno de la tetralogía La sangre de las promesas de Wajdi Mouawad, dirigido por Hugo Arrevillaga. La gente hacia filas, veía las obras más de una vez, ovacionaban de pie al final de las obras… En cuanto a la interdisciplina o la intradisciplina, es un tema bastante viejo en realidad que, por lo general, me parece que adolece de pretensión o se regodea demasiado en la forma, aunque hemos visto algunas puestas bastante afortunadas que logran que cada uno de los recursos tenga peso y sentido en el universo en que han sido dispuestos.

¿Se puede hablar de un teatro de riesgo o se trata del riesgo de hacer teatro?

Yo recuerdo por qué escogí el teatro como disciplina: cuando en una puesta en escena veo que hay riesgo y el riesgo no reside en sacar cuchillos, pistolas, caminar sobre vidrio o piedras calientes, ni dar dos mortales sobre una viga con los ojos vendados. El verdadero riesgo está en la honestidad o vulnerabilidad de los creadores de la obra.

Existen creadores escénicos que aseguran que el proceso de escritura no se completa hasta que se ha llevado a cabo la puesta en escena, ¿es cierto? ¿Por qué?

Es una discusión bizantina en realidad, el punto es que uno escribe con el afán de ver su obra en la escena y hay metáforas y códigos que no se revelan en toda su potencia hasta que cobran vida, pero por ejemplo, puedes leer a Esquilo y no precisas verlo en escena para que adquiera su verdadera dimensión.

¿Es el teatro un nicho olvidado para la crítica y la investigación? De ser así, ¿a qué se debe y cómo puede rescatarse?

No creo que esté olvidado, creo que necesita impulsarse tanto la crítica como la investigación entre los creadores teatrales. De hecho, existe el CITRU, que es un centro de Investigación Teatral, pero justo me parece que este tipo de iniciativas aún no logran resonar con contundencia dentro del medio teatral, hay un divorcio entre lo que se hace en este centro, lo que hacen los creadores y el público. Justamente, para impulsar la crítica y la investigación, este tipo de espacios debería promover esa convivencia y, por supuesto, difundir lo que ya están haciendo sus investigadores.

¿Qué le hace falta al teatro en México?

Es una pregunta bastante compleja y, en tanto que es poco específica, tiene varias posibilidades de ser respondida. Por seguir una línea de pensamiento, creo que lo que sería urgente promover son espacios de convivencia entre creadores. Por lo regular uno conoce a aquel con quién estuvo becado o porque fueron juntos a la escuela, o es amigo de un amigo, es decir, no hay un espacio que reúna a dramaturgos, directores, dramaturgos, investigadores, escenógrafos, iluminadores, críticos, de todo tipo, es decir, consagrados o no. Creo sinceramente que promover esta convivencia (para fomentar, primero el diálogo y luego la reflexión, el análisis y la crítica) sería benéfico para abrir, a otros creadores, espacios que regularmente parecieran estar destinados a cierto tipo de creativos. De pronto hay tantas obras de extranjeros y es una pena que no se conozca el enorme talento de los dramaturgos mexicanos. En fin, me parece que sería fundamental promover y fomentar este sentido de comunidad, para después buscar el diálogo y retroalimentación con el público, por supuesto no con un afán de complacencia, sino de nutrirse de los puntos de vista de aquellos que todavía salen de sus casas, pagan un boleto y se disponen a ver una obra de teatro.

___________

Lucía Leonor Enríquez (Ciudad de México, 1981) es directora, dramaturga, actriz y traductora. Licenciada en Comunicación Social, por la Universidad Autónoma de México (2000-2004) y egresada del Colegio de Literatura Dramática y Teatro, Universidad Nacional Autónoma de México (2001-2006). Cursó el II Diplomado Nacional de Dramaturgia, 2006-2007 y fue becaria en el área de Dramaturgia en la Fundación para las Letras Mexicanas 2007-2009. Participó en el Encuentro Nacional de Literatura Joven «Mar de vértigos», en el ciclo de lecturas de El milagro «Teatro emergente» y en la VI Semana de la Joven Dramaturgia en Querétaro (2008). A partir de febrero de 2009 realiza la reseña crítica del Suplemento de la revista Paso de Gato. Coordina el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, a partir de febrero del 2013. En 2009 publicó con el Fondo Editorial Tierra Adentro, Nadie se va a reír y en 2010 se dio a conocer en los Cuadernos de Dramaturgia Mexicana de Paso de Gato su obra LizzieBorden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s