Entrevista/Revisitar la crítica cinematográfica en México

Revisitar la crítica cinematográfica en México | Luis Reséndiz

QyccHN90

El mayor enemigo de la buena crítica cinematográfica en México es, me parece, el dominio casi indiscutible de la reseña que sólo recomienda y la escasez de medios en los que se pueda publicar ensayo o análisis desde diversas ópticas. La buena crítica encuentra rara vez un espacio especializado en medios donde desarrollarse. Mientras las publicaciones atiendan sólo a la mera recomendación, a la calificación por números o estrellitas, al pulgar arriba y abajo, el avance será lentísimo.

Es natural que todo proceder crítico tienda, sin importar el medio en que se realice, a preguntar por su identidad, su condición y modos de actuar. En este sentido, ¿cuál es el estado actual de la crítica cinematográfica en México?

El panorama es, si el oxímoron es permitido, alentador y desolado. Alentador porque es indiscutible que con herramientas como los sitios de descarga y streaming de películas, los blogs o esos enormes depósitos de archivos donde puedes encontrar (¿decenas de? ¿cientos de?) miles de libros de crítica y teoría cinematográfica, la crítica tiene un terreno fértil en el cual crecer y desarrollarse. Desolado porque un buen número de los críticos que tienen algún espacio en medios —medios igual a periódicos, revistas, publicaciones impresas o digitales— y cuentan ya con algún reconocimiento de parte del público lector no están aprovechando esas herramientas. Semana con semana te encuentras en medios impresos o digitales con críticos reseñando la misma cinta, con una capacidad de diálogo o discusión mínima, determinada sea por la amabilidad, por las simpatías o el simple amiguismo; peor aún: de forma cada vez más extendida, se puede encontrar que las publicaciones han optado por prescindir incluso de la más elemental reseña y se limitan a publicar meras sinopsis. El mayor enemigo de la buena crítica cinematográfica en México es, me parece, el dominio casi indiscutible de la reseña que sólo recomienda y la escasez de medios en los que se pueda publicar ensayo o análisis desde diversas ópticas. La buena crítica encuentra rara vez un espacio especializado en medios donde desarrollarse. Mientras las publicaciones atiendan sólo a la mera recomendación, a la calificación por números o estrellitas, al pulgar arriba y abajo, el avance será lentísimo.

¿Cuáles son los principales ejes temáticos que ilustran las ideas de la crítica cinematográfica mexicana actual?

No sé si haya una cosa tal como para clasificarse de esa forma. De botepronto, empero, podría decir que en fechas recientes se ha incrementado el número de críticos que intentan lecturas de género, por ejemplo, o críticas desde alguna que otra postura teórico-ideológica. Eso está bien porque, aunque la mayoría han encontrado espacio en medios no tan leídos, sirve para enriquecer el panorama. Eso hablando de la crítica, digámoslo así, no mainstream. Por el otro lado, en la crítica de los grandes medios, los ejes temáticos me parecen paupérrimos: la división entre fondo y forma sigue intacta, por ejemplo (no es extraño leer que a tal película le faltó «sustancia», como más de uno dijo sobre Gravity, de Cuarón); el entretenimiento (tal cinta es buena o mala en función de la supuesta diversión que proporcione) es otro. Esas son algunas: en general, la crítica cinematográfica mexicana de los medios «masivos» se caracteriza por un conservadurismo estético y por una especie de «conformismo» frente a los blockbusters. Un ejemplo claro: críticos que perdonan defectos a películas de superhéroes por «estar basadas en un cómic», lo que naturalmente implica un desconocimiento preocupante de dos medios: el cine y el cómic.

¿Crees que aún tienen validez el culto del autor cinematográfico y la defensa de una poética fílmica con respecto a otra?

Cualquier postura de lectura es válida; el auteurismo lo es; rechazar el auteurismo, también. Cualquiera lo es siempre y cuando se haga con buena prosa, seriedad y a profundidad. Me explico: si una reseña de una película de reciente estreno se concentra en la carrera del director —o sea, una posición netamente auteurista— pero se rehúsa, por una razón u otra, a hacer de la cinta en cuestión su centro, está en un error. El auteurismo funciona en la cabeza del crítico y no hay o no debería haber problema con ello; el problema comienza cuando el texto también gira en torno a la carrera de un director y no a la cinta. A veces, en más de una ocasión, tenemos reseñas sobre una película que se dedican a explicar la filmografía de tal o cual cineasta y terminan dedicándole uno o dos párrafos a la cinta de la que se supone deberían hablar. Por supuesto, dependerá de la prosa y de la forma en que se presenten los argumentos, pero si hablamos de una reseña, ¿para qué querríamos un análisis, incompleto además, de la obra de un director? Para eso habría que intentar un ensayo extendido, un texto de mayores proporciones y alcances. Pero muy pocos críticos mexicanos se avientan ese paquete. Más aún: muy pocos críticos mexicanos se avientan, siquiera, a tener un blog personal y gratuito en el que hablen de cine sin cortapisas, deadlines o números de caracteres predeterminados. Eso ya da una idea del interés.

¿Es posible hablar de un canon a partir del cual se ha formado la crítica cinematográfica en México?

Considero que no hay un canon en forma tanto como algunos nombres relevantes aquí y allá; es innegable que críticos como Jorge Ayala Blanco, Carlos Bonfil, Ernesto Diezmartínez, Leonardo García Tsao y Fernanda Solórzano tienen bien ganado su lugar como figuras importantes de la crítica nacional. Ellos podrían ser el principio de un canon; una primera aproximación. Sin embargo, este canon en formación encuentra obstáculos en la falta de revistas especializadas, de programas —no recuerdo muchos ni en la llamada televisión cultural— o en la publicación de libros de crítica cinematográfico. No de espectáculos, no de entrevistas con famosos —muy respetables, por supuesto—: de crítica. ¿Cuántos deben publicarse al año? ¿Dónde estarán las tesis que le dedican al cine anualmente en las universidades? Misterio. Esto obstaculiza la formación del canon, uno que, de ponernos quisquillosos, podríamos decir que ya debería ser más robusto.

__________

Luis Reséndiz. Escribe crítica cinematográfica en Letras libres y La palabra y el hombre; ha publicado ensayo en Cuadrivio y cuento en Picnic. Mantiene dos blogs: Videotepec, dedicado al cine, y La petite machine, donde publica varia invención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s