Entrevista/Literatura infantil y juvenil

Especial: Literatura Infantil y Juvenil | entrevista con María Teresa Andruetto

María Teresa Andruetto

María Teresa Andruetto

Entre los adultos, la literatura infantil y juvenil (o LIJ) aún es objeto de menosprecio, marginación y polémicas en torno a su valor en tanto literatura, a pesar de que forma la base de todo lector. Por ello, Frontal ha abierto un espacio para discutir y problematizar estas actitudes que tanto daño producen en cualquier pensamiento crítico. Durante este mes, autores, especialistas, profesores y mediadores nos ofrecerán su visión sobre la legitimidad de esta literatura y nos hablarán sobre la imperiosa necesidad de hacer crítica y teoría que revelen las dimensiones formativas estéticas, sociales, culturales y económicas de la LIJ.

No creo que los críticos influyan directamente sobre los niños, pienso que los destinatarios de sus trabajos críticos y de sus opiniones son más bien los especialistas, los maestros, los bibliotecarios y que estos últimos –bibliotecarios y maestros- son quienes verdaderamente pueden influir sobre los lectores niños.

Por Áurea Xaydé Esquivel Flores

1. ¿Qué implicaciones tiene hacer crítica literaria de obras para niños y jóvenes?

La literatura de un país, de una lengua, como sabemos, no está hecha sólo por escritores. Está hecha sobre todo por lectores que rescatan, recuerdan, valoran, desechan u olvidan los libros que los escritores han escrito y los editores publicado, y entre esos lectores hay algunos especiales, de referencia, como los críticos, cuyas lecturas influyen en otros lectores. Es sin duda de gran importancia y de alta responsabilidad el ejercicio de la crítica. Sin la pata de la crítica, la literatura queda a merced del puro mercado, sometida a las dinámicas de la mercadotecnia, sin filtro y especialmente sin pensamiento, sin reflexión sobre lo escrito. En el caso de los libros editados en colecciones para niños y jóvenes se vuelve fundamental el desarrollo y la presencia de la crítica, en general escasa, poco presente, en nuestros países, tal vez porque en la mayoría de nuestros países, la literatura destinada a niños y jóvenes estuvo por mucho tiempo más próxima a la pedagogía que a la literatura misma, más cercana al deber ser que a la estética del lenguaje. En mi país, la critica estuvo, hasta hace relativamente poco, bastante ausente en el campo de la LIJ, en estos últimos años eso ha cambiado, está cambiando fuertemente y para bien, hay mayor presencia y desarrollo crítico en los ámbitos académicos y en los espacios docentes, hay también blogs muy interesantes, aunque sigue siendo muy escasa su presencia en los suplementos literarios de los diarios de mayor tirada.

2. ¿A qué se debe, según su experiencia, la poca crítica en el campo de la LIJ en México?

No puedo hablar de México en ese sentido, no conozco el mundo de la crítica de LIJ en su país, en Argentina esa presencia (históricamente escasa) está, como decía anteriormente, cambiando, creciendo como campo de interés y sin dudas eso será importante para la calidad de la literatura que circule.

¿A qué se podría deberse este cambio en el caso de Argentina? Porque, en efecto, es palpable la importancia que ha adquirido este país en materia de LIJ si consideramos la cantidad y calidad de programas, cursos, diplomados, ferias y másters de varias universidades.

Hay, creo, muchos factores. Por una parte, personas provenientes de los estudios de Letras que han optado por especializarse en literatura para niños y jóvenes, literatura y escuela o literatura e infancia, zonas hasta no hace mucho poco convocantes para el mundo académico. Por otra parte el crecimiento notable del campo, desde la cantidad de editoriales y de libros editados, la creciente presencia de nuevos escritores e ilustradores, los diversos premios internacionales obtenidos por autores nacionales y, especialmente la presencia notable de la LIJ en las escuelas argentinas, ya sea por compras estatales ya sea por decisiones institucionales, ha hecho que el mundo académico comenzara a mirar con mayor atención esta zona de lectura.

3. Si la literatura «infantil y juvenil» es definida, a grandes rasgos, a partir de la condición de los receptores, ¿cómo pueden influir éstos en las diferentes maneras de hacer crítica literaria?

No sabría decir de qué modo influyen los lectores niños en las maneras de hacer crítica. Tiendo a pensar que un crítico observará la calidad estética de un libro por ciertos conocimientos, signos y parámetros y que eso no tiene tanto que ver con cuántos niños lean un libro. Habrá entonces libros buenos y malos leídos masivamente por diversas razones, libros a los que los niños (por características del libro, por cuestiones de publicidad, por asociación con personajes televisivos o cinematográficos…) vayan como a un imán y otros libros de alta calidad estética que, si no fueran recomendados por un crítico, por una publicación especializada, por una selección de mejores libros, etcétera, no llamarían la atención. La tarea de los críticos y de los especialistas es, me parece, justamente poner luz a un libro que nadie o pocos veían, poner en valor lo que es de calidad para que pueda ser visto por otros, en la inmensidad de libros que se editan.

En este sentido, y pensando en esos libros de alta calidad estética pero que no son muy conocidos, ¿la opinión de los niños podría ser de utilidad para el crítico al momento de hacer su trabajo?, es decir, ¿puede haber una relación dialógica entre crítico y lectores niños?, ¿sería deseable? ¿O tal vez el crítico lleva a cabo su trabajo de mediador, mientras que la experiencia lectora de los niños (por muy valiosa que sea) es un asunto posterior y aparte?

Claro que no hay reglas absolutas, pero creo que un libro de las características que he mencionado, llega generalmente primero a los críticos y a los mediadores y recién después a los niños.  No creo que los críticos influyan directamente sobre los niños, pienso que los destinatarios de sus trabajos críticos y de sus opiniones son más bien los especialistas, los maestros, los bibliotecarios y que estos últimos –bibliotecarios y maestros- son quienes verdaderamente pueden influir sobre los lectores niños. Entonces pienso también en el niño como un lector en construcción, a quien un maestro, un bibliotecario, un padre, le está ayudando a abrirse camino entre una maraña de papel impreso o de ediciones virtuales

4. ¿Considera que la formación de un crítico de LIJ es diferente a la de un crítico literario de «libros adultos»? ¿Por qué?

Considero que hay toda una zona en común con otros críticos, que la formación de base es coincidente, y que hay algunas cuestiones específicas que las da el conocimiento del campo, la relación del libro que se observa con otros libros publicados antes y después, la relación de una obra con la tradición literaria de un país, de una lengua, en este caso la relación de un libro con la tradición de la LIJ.

María Teresa Andruetto (Argentina, 1954). La construcción de la identidad individual y social, las secuelas de la dictadura en su país y el universo femenino son algunos de los ejes de su obra. Ha publicado las novelas Tama (Alción, 2003), La mujer en cuestión (DeBolsillo, 2009) y Lengua Madre (Mondadori, 2010), las nouvelles Stefano (Sudamericana, 2001), Veladuras  (Norma, 2005) y La niña, el corazón y la casa (Sudamericana, 2011), el libro de cuentos Todo movimiento es cacería (Mondadori, 2012), los libros de poemas Palabras al rescoldo (1993), Pavese (1998), Kodak (2001) y Beatriz (2005) en Ediciones Argos,Pavese/Kodak (Del dock, 2008), Tendedero (CILC, 2010) y Sueño Americano (Caballo negro, 2009) y numerosos libros para niños y jóvenes. Interviene desde hace treinta años en el campo de la literatura infantil donde ha trabajado en la formación de maestros, así como en la fundación de centros de estudio y revistas especializadas, dirección de colecciones y participación en planes de lectura. Su obra ha servido de base para la creación de otros artistas, y se realizaron a partir de ella libros objeto, cortometrajes, espectáculos poético-musicales, coreografías, espectáculos de narración oral escénica, adaptaciones teatrales, entre otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s