Lun. Feb 19th, 2024

La preocupación por la salud es cada vez mayor, en especial debido al tipo de vida que llevamos casi todos nosotros: nos movemos poco, vamos siempre en coche, usamos ascensores, apenas caminamos y eso se termina notando. Por eso, ahora queremos entrenar, pero aquí entra la falta de tiempo, de ganas, etc. De este modo, para ayudarnos a hacer ejercicio sin ni siquiera salir de casa, existe el entrenamiento personal online.

¿Cómo funciona este tipo de entrenamiento?

Gracias a las nuevas tecnologías y, sobre todo, a los problemas que aparecieron con la pandemia, ha surgido este tipo de entrenamiento, el cual tiene poco que envidiar al presencial.

Primero se crea un plan personalizado

Aunque nos vayamos a relacionar con el entrenador a través de una pantalla, esto no deja de ser un entrenamiento como el que podemos hacer en un gimnasio. Por lo tanto, lo primero es establecer un plan.

Aquí, se tiene en cuenta nuestro estado de forma, si hemos hecho deporte antes, qué es lo que queremos, etc. Así, se establecen los días del entrenamiento y su duración.

No es necesario tener mucho material

Al no estar en un gimnasio, es normal no poseer una gran cantidad de material. Los entrenadores online lo saben y por eso adaptan los ejercicios. De hecho, si estamos empezando vamos a emplear lo que tengamos por casa. Si tenemos más nivel, o ya hemos avanzado, es posible entrenar sin gastar mucho en accesorios. Puede bastar con unas gomas y unas mancuernas que se ajusten a nuestro progreso.

Es evidente que si tenemos más materiales podremos ejercitarnos más y de formas más variadas, por lo que hemos de hablar con el entrenador con el fin de que nos haga algunas recomendaciones.

El entrenador está con nosotros durante toda la sesión

Lo que distingue a esta manera de entrenar es que nuestro entrenador está conectado con nosotros durante toda la sesión, ya que a través de su pantalla va viendo lo que hacemos. Esto significa que nos puede ir realizando recomendaciones, animándonos y corrigiéndonos. Las correcciones son muy importantes, en especial al principio cuando no sabemos bien cómo hacer los ejercicios.

Así, esta clase de entrenadores siempre son una buena inversión, pues evitarán que nos lesionemos por ejecutar mal las rutinas, lo que ocurre mucho con las pesas.

Los horarios son flexibles

Una de las mayores ventajas de estos entrenadores es que los horarios son flexibles. Esto ayuda a que hagamos ejercicio, pues el entrenador estará disponible en un rango de horas muy amplio, a la vez que nosotros evitamos desplazarnos a un gimnasio.

Esta flexibilidad es tal, que en muchas ocasiones es posible reservar una clase incluso hasta 15 minutos antes de que comience, por lo que podemos aprovechar esos imprevistos que nos surgen y que nos dan un par de horas de tiempo libre.

Además, no debemos preocuparnos por la manera en la que hacemos la conexión, ya que pondrán a nuestra disposición todas las que existen. Así, vamos a tener la opción de decantarnos por aquella que más conozcamos o en la que estemos más cómodos.

Por forobb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *