Mar. Oct 3rd, 2023
Consejos para cuidar tu piel en verano

Debido a las condiciones ambientales extremas que pueden afectar negativamente a nuestra piel durante el verano, debemos tomar las medidas necesarias para evitar consecuencias negativas, como el envejecimiento prematuro, problemas de pigmentación y mayor riesgo a desarrollar cáncer de piel.

La exposición al sol, el calor, la humedad y otros factores son letales para nuestra apariencia. Sí, puedes echarte un chapuzón en la piscina, o tomar el sol de la playa, pero debes protegerte.

¿No tienes idea de qué hacer para evitar las consecuencias negativas de la temporada más calurosa del año? No te preocupes. Preparamos un artículo con los mejores consejos para cuidar tu piel en verano para evitar quemaduras solares, enrojecimiento y manchas solares.

Consejos para cuidar tu piel en verano

Cuando llega el verano pensamos en la playa, el calor, los bikinis, el bronceado y descanso. Seguramente estás impaciente por dejar tu casa e irte al mar, pero antes, queremos que te detengas a tomar ciertas precauciones para evitar que la radiación ultravioleta afecte tu piel.

Usa a diario el protector solar

El protector solar es esencial para proteger la piel contra los dañinos rayos UV del sol, que pueden causar quemaduras solares y aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Este producto reduce el riesgo de daño solar, previene quemaduras y ayuda a mantener la piel más joven.

Cómo cuidar tu piel en verano

Te recomendamos usar un ejemplar de al menos 30 SPF durante unos 15-30 minutos antes de salir. Luego replícalo cada 3 horas después de nadar o de sudar.

En decoloresnatur tienen una Crema Derminatur que combina perfectamente con estos protectores solares. Úsala para evitar la sequedad y el enrojecimiento. Crean una doble capa de seguridad para tu piel, especialmente si es delicada.

Hidrátate adecuadamente

Una crema hidratante mantiene la piel fresca, suave y flexible. Previene la descamación y mantiene una barrera contra los efectos secundarios de la exposición directa a la radiación ultravioleta.

Compra lociones ricas en ingredientes humectantes, como ácido hialurónico y glicerina.

Además, te recomendamos beber suficiente agua durante el día.

Evita la exposición directa al sol en las horas pico

Por más emocionado que estés de visitar la playa y la piscina para broncearte, evita la exposición directa en las horas de mayor intensidad solar – entre las 10 a.m. y las 4 p.m. –. En estas franjas de tiempo, la radiación es más fuerte y aumenta el riesgo de daño.

Trata de limitar tus salidas durante estas horas, y si te encuentras en la calle, busca alguna sombra o utiliza sombreros y ropa de protección. De esta manera reducirás las probabilidades de sufrir quemaduras y recibir daño en la piel.

Limpia tu piel

El sudor, la grasa y los residuos de protector solar pueden obstruir los poros y causar brotes de acné y otros problemas cutáneos.

Mantener los poros limpios previene la acumulación de suciedad y bacterias, ayudando a mantener la piel más clara y saludable.

Puedes usar un limpiador suave adecuado para tu tono de piel, al menos, dos veces al día en verano. Sin embargo, hazlo correctamente: evita frotar en exceso o solo conseguirás irritar la zona de aplicación. Colócalo en capas y espera a que se seque.

Cuida tus labios de la resequedad

Los labios también sus susceptibles al daño solar y pueden tornarse secos y agrietados debido a la exposición de los rayos UV.

Te recomendamos usar un bálsamo labial durante el día para evitar quemaduras solares y deshidratación. Te los dejará suaves y saludables.

El Protector Labial Stick es 100% natural. Repara y nutre los labios secos y dañados. También calma la sensación de irritación y alivia la tirantez. Funciona tanto para el verano, como el invierno.

Proteger la piel en verano

Consume antioxidantes y vitaminas

Tanto los antioxidantes, como las vitaminas – C y E especialmente – ayudan a combatir los radicales libres causados por la exposición al sol y previene el daño celular.

Son buenos porque reducen el envejecimiento prematuro, mejoran la apariencia de la piel y fortalecen su capacidad para protegerse de los rayos UV.

Utiliza cremas o sueros con antioxidantes en tu rutina diaria de cuidado de la piel en verano. Un gel de Aloe Vera Puro es perfecto por sus propiedades calmantes que regeneran y reparan la piel.

 

Por gacetilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *