Lun. Feb 19th, 2024

Un escritorio con una computadora en una oficina

Descripción generada automáticamente con confianza media

¿Estás pensando en montar tu propia oficina? ¿Quieres crear un espacio de trabajo cómodo, funcional y productivo? Si es así, este artículo es para ti. Aquí te vamos a dar algunos consejos para que puedas equipar tu nueva oficina sin olvidarte de nada importante. Para ello contamos con la ayuda de los profesionales de Valoffice, que son especialistas en equipamiento para oficinas y espacios comerciales.

Elige el mobiliario adecuado

Lo primero que tienes que hacer es elegir el mobiliario que vas a utilizar en tu oficina. Esto dependerá del espacio disponible, del número de personas que vayan a trabajar, del tipo de actividad que vayas a realizar y de tu presupuesto. Algunos elementos imprescindibles son:

  • El escritorio: Es el lugar donde vas a pasar la mayor parte del tiempo, así que tiene que ser amplio, resistente y ergonómico. Puedes optar por un escritorio individual, compartido o modular, según tus necesidades. También puedes elegir entre diferentes materiales, como madera, metal o cristal.
  • La silla: Es otro elemento fundamental, ya que influye en tu salud y en tu rendimiento. Debes elegir una silla que se adapte a tu altura, a tu peso y a tu postura. Lo ideal es que tenga un respaldo ajustable, un asiento acolchado y unos reposabrazos cómodos. Además, debe tener ruedas para facilitar el movimiento y un sistema de regulación de altura.
  • El armario: Es el lugar donde vas a guardar tus documentos, tus materiales y tus objetos personales. Debe tener el tamaño suficiente para almacenar todo lo que necesites, pero sin ocupar demasiado espacio. Puedes elegir entre armarios abiertos, cerrados, con cajones, con estanterías o con puertas correderas.
  • La mesa de reuniones: Es el lugar donde vas a recibir a tus clientes, a tus proveedores o a tus colaboradores. Debe ser lo suficientemente grande para albergar a todos los participantes, pero sin entorpecer el paso. Puedes elegir entre mesas redondas, cuadradas, rectangulares o en forma de U. También puedes optar por mesas plegables o extensibles, si quieres ahorrar espacio. En Valoffice encontrarás el modelo perfecto de acuerdo a tus necesidades.

Aprovecha la iluminación natural

La iluminación es otro aspecto clave para crear un ambiente de trabajo agradable y eficiente. Lo ideal es que aproveches al máximo la luz natural, ya que tiene muchos beneficios para tu salud y para tu estado de ánimo. Para ello, debes colocar tu escritorio cerca de una ventana, evitar los obstáculos que impidan el paso de la luz y usar cortinas o persianas que te permitan regular la intensidad. Además, debes tener en cuenta la orientación de tu oficina, ya que no es lo mismo una oficina que recibe la luz del sol por la mañana que por la tarde.

Complementa con la iluminación artificial

Aunque la luz natural sea la mejor opción, no siempre es suficiente. Por eso, debes complementarla con la iluminación artificial, que te permita trabajar sin forzar la vista y sin generar sombras o reflejos. Para ello, debes usar diferentes tipos de luces, según el uso que les vayas a dar:

  • La luz general: Es la que ilumina todo el espacio de forma uniforme y homogénea. Puedes usar lámparas de techo, de pared o de pie, que tengan una potencia adecuada y que se puedan regular. Lo ideal es que uses bombillas de bajo consumo o de LED, que son más ecológicas y duraderas.
  • La luz puntual: Es la que ilumina una zona concreta, como el escritorio o la mesa de reuniones. Puedes usar lámparas de mesa, de pinza o de brazo, que tengan un foco orientable y que se puedan encender y apagar de forma independiente. Lo ideal es que uses bombillas de luz blanca o neutra, que favorecen la concentración y la claridad.
  • La luz ambiental: Es la que crea un ambiente más cálido y acogedor, ideal para relajarse o para recibir visitas. Puedes usar lámparas de sobremesa, de pie o de pared, que tengan una forma y un color atractivos y que se puedan atenuar. Lo ideal es que uses bombillas de luz cálida o amarilla, que transmiten tranquilidad y confort.

Decora con estilo y personalidad

El último paso para equipar tu nueva oficina es decorarla con estilo y personalidad. Esto te ayudará a crear un espacio que refleje tu identidad, tu filosofía y tu cultura empresarial. Además, te hará sentir más cómodo, más motivado y más orgulloso de tu trabajo. Algunas ideas para decorar tu oficina son:

  • Usa colores que te inspiren: Los colores tienen un gran impacto en tu estado de ánimo y en tu productividad. Por eso, debes elegirlos con cuidado, según el efecto que quieras conseguir. Por ejemplo, el azul transmite serenidad y confianza, el verde estimula la creatividad y el equilibrio, el amarillo aporta energía y optimismo, y el rojo genera pasión y dinamismo.
  • Añade plantas y flores: Las plantas y las flores son elementos naturales que aportan vida, frescura y belleza a tu oficina. Además, tienen muchos beneficios para tu salud, ya que purifican el aire, reducen el estrés y mejoran el humor. Puedes elegir entre plantas de interior, que requieren pocos cuidados, o plantas de exterior, que necesitan más luz y agua.
  • Cuelga cuadros y fotografías: Los cuadros y las fotografías son elementos visuales que aportan personalidad, color y arte a tu oficina. Además, pueden servirte de inspiración, de recuerdo o de motivación. Puedes elegir entre cuadros abstractos, paisajísticos, geométricos o figurativos, o fotografías de tu familia, de tus viajes o de tus ídolos.
  • Incorpora accesorios y objetos: Los accesorios y los objetos son elementos que aportan funcionalidad, comodidad y originalidad a tu oficina. Además, pueden servirte de apoyo, de distracción o de diversión. Puedes elegir entre accesorios como relojes, calendarios, agendas o lapiceros, u objetos como cojines, alfombras, velas o juguetes.

Por forobb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *