8 Consejos para Mantener un coche con Poco Uso

El mantenimiento de un vehículo que se conduce con frecuencia requiere mucho trabajo. Hay que revisar y cambiar el aceite, sustituir los neumáticos, mantenerlo limpio… y la lista continúa. Pero, ¿es necesario seguir un programa de mantenimiento si no vas a conducirlo durante un tiempo? La respuesta es sí. Sigue estos 9 consejos esenciales para mantener un vehículo que no conduces a menudo y mantén tu coche listo para la carretera. ¡Descubre todos los detalles sobre los despieces en https://www.despiecesde.com!

Mantenga su programa de cambio de aceite

Cuando se trata de aceite y otros fluidos esenciales, es una buena idea seguir la regla de «lo primero». Es decir, la mayoría de los aceites recomiendan cambiarlo cada 5k millas, o cada 6 meses, lo que ocurra primero. Aunque no conduzcas tu vehículo con frecuencia, el aceite y los demás compuestos que contiene pueden envejecer y potencialmente degradarse con el tiempo.

Conduzca su coche de vez en cuando

Los coches están diseñados para funcionar con regularidad. Cuando se pone en marcha el motor, los fluidos circulan y el aceite se distribuye a las partes que necesitan lubricación. Cuando no conduce su vehículo durante un tiempo, los fluidos pueden acumularse y su motor puede perder esa lubricación esencial. El alternador de su vehículo también necesita un motor en marcha para mantener la batería cargada. Si su vehículo no se ha puesto en marcha durante un tiempo, la batería acabará muriendo.

Puede mitigar esta situación dando un pequeño paseo con su vehículo cada pocos días, o una vez a la semana. También puedes simplemente arrancar tu vehículo y dejarlo al ralentí durante unos minutos, pero es importante hacer que tus neumáticos se muevan siempre que sea posible para ayudarles a mantener la flexibilidad.

Vigile la presión de los neumáticos

Los neumáticos pueden desarrollar pequeñas fugas con el tiempo y perder aire lentamente, incluso si no estás conduciendo regularmente. Si no conduces a menudo, también pueden desarrollar algo llamado «putrefacción de los neumáticos» que hace que la goma se vuelva frágil y dura. Por eso es importante comprobar la presión de los neumáticos de vez en cuando. Si no estás seguro de la presión que debes mantener, consulta el manual del propietario. Cuando estés listo para salir a la carretera de nuevo, ¡no tendrás que preocuparte por un pinchazo!

Mantén el depósito lleno de gasolina

Si es posible, llene el depósito de gasolina antes de aparcar su vehículo durante un periodo de tiempo prolongado. Sin gasolina, es posible que el interior del tanque de combustible comience a oxidarse, lo que puede conducir a graves problemas en el camino.

Cubra su coche o limpie el exterior regularmente

Las hojas y los palos que se acumulan en tu coche pueden ser perjudiciales. Cuando la materia vegetal se acumula con la humedad, el ácido tánico que contienen puede ir carcomiendo la pintura y degradar las juntas de plástico y goma.

Si tu coche va a estar parado durante un tiempo, asegúrate de limpiarlo de vez en cuando para evitar ese lento daño y deterioro. Como alternativa, puedes encontrar una serie de fundas para coches que pueden mantener la materia vegetal fuera de tu coche y evitar que el sol lo dañe también.

Limpiar el interior

Todos hacemos lo posible por mantener el interior de nuestros vehículos limpio y libre de comida y envoltorios. Pero puede ser difícil mantenerlo impecable (especialmente con niños) y a veces una patata frita perdida se pierde entre los asientos. Aunque unas migas perdidas no causen olores persistentes, sí que pueden atraer plagas si está parado durante mucho tiempo.

Antes de cerrar el vehículo durante un periodo de tiempo prolongado, inspeccione a fondo el interior y aspire todos los rincones.

Realice comprobaciones periódicas en busca de plagas

Hablando de plagas, un vehículo que no conduces durante largos periodos de tiempo puede empezar a parecer un nuevo hogar para algunos roedores e insectos. Esto es especialmente cierto si vives en zonas más rurales donde las ratas y los ratones de campo se pasean.

Comprueba periódicamente el interior del maletero y del habitáculo para asegurarte de que no hay ningún roedor o insecto que pueda colarse y sentirse como en casa. Mire debajo de los asientos y busque papel rasgado o relleno de cojines, ya que son señales seguras de un visitante no deseado.

Además, es posible que desee comprobar debajo de su capó. Los insectos, como las avispas, pueden encontrar su camino bajo él y empezar a construir una colmena. Cuando encienda su coche, querrá oír el zumbido del motor, pero probablemente no querrá oír también el zumbido de las avispas amarillas enfadadas.

Desconecta la batería

Si no piensas conducir tu vehículo durante un largo periodo de tiempo, puedes considerar desconectar la batería. Esto puede ayudar a evitar que se produzca corrosión en los terminales o cerca de ellos.

Tenga mucho cuidado si decide dar este paso. Asegúrese de que el motor está apagado y las llaves están fuera del contacto. Utilice guantes y gafas de seguridad y retire siempre primero el terminal negativo y luego el positivo. Recuerda que desconectar la batería sólo es necesario si no piensas conducir durante largos periodos de tiempo, así que si no tienes las herramientas necesarias para hacerlo con seguridad, es mejor que te saltes este paso.

Leave a Reply